A primera vista podría ser una casa rural más, una de tantas que pululan en el mapa, cada una con su estilo y personalidad; pero entre unas y otras hay algún valor diferencial, que ha de percibir el visitante: hay casas rurales, igual que hoteles o restaurantes, anodinas, insípidas; y hay casas con alma, con vida propia, paredes, estancias y muebles con sentimientos que se cuelan en la piel del recién llegado y, como por ósmosis, le transmiten bienestar, hospitalidad, calor de hogar.
Tal es Casa Canedo, un enclave en el corazón del Bierzo, en San Juan de la Mata, especializado en turismo familiar, que nace con un claro propósito conservacionista: mantener y mejorar la casa y la finca que el abuelo levantó en 1920 con el dinero ganado como emigrante en Cuba. El emprendedor, Luis Canedo, ecologista activo y militante, es consciente de lo que está conservando: piedra a piedra ganada con el sudor de su abuelo, emigrante como tantos de nuestros abuelos y abuelas en los años veinte a Cuba, Argentina o Venezuela… ellos fueron los primeros emprendedores, cuando el emprendimiento era purita necesidad.
“Ser consciente del valor de esta herencia –afirma Luis Canedo–, y no hablo del inmueble ni de lo material, sino del fruto del esfuerzo, es apostar por mejorar lo que hemos recibido de nuestros antepasados, y así de forma sucesiva, mantener nuestros pueblos y nuestra identidad”. Ojalá hubiera muchas casas queridas y respetadas como Casa Canedo en todos los pueblos del Bierzo, donde tantas viviendas de los abuelos se derrumban o son ya una ruina, una pesada carga de la que sus nietos se ha desentendido.
La apuesta de Luis Canedo es doblemente valiosa porque, además de conservar ese patrimonio, genera actividad económica en el pueblo directamente y en toda la comarca. La apuesta social de Luis es, por su convencimiento personal, hacer del Bierzo un destino turístico sostenible, sobre la base de conocer y respetar sus recursos medioambientales, con naturaleza y aire limpio, valores incompatibles con determinadas industrias depredadoras.
Vacaciones con magia
Con estos valores declarados, quien reserva Casa Canedo es también un visitante consciente de lo que busca: unas verdaderas vacaciones en familia, como en la propia casa de nuestros abuelos, que el viento se llevó, recuperando esa parte perdida de nuestra infancia y la posibilidad de compartir con hijos y amigos un tiempo de ocio productivo. “Además de la piscina, una ventaja competitiva, pues fue la primera casa rural en el Bierzo de alquiler íntegro con este servicio, contamos con bicicletas para todas las edades con sus respectivos cascos de protección, columpios, casita de juegos y juguetes. Además, nuestra atención al cliente es lo más detallista posible, empezando por un regalo de bienvenida compuesto por una hogaza de pan artesano, un botella de vino D.O. Bierzo y un bote de pimientos del Bierzo. Informamos sobre qué lugares visitar, Gastronomía, Enoturismo, Turismo de Aventura etc. También ofertamos actividades de salud”.
La sensibilidad personal del emprendedor, Luis Canedo, y su formación específica en turismo ornitológico, buenas prácticas ambientales o enoturismo, son la garantía de una hospitalidad “con alma”. Desde algún rincón del universo, el abuelo emigrado en Cuba estará orgulloso de ver cómo los nietos y bisnietos de su generación respetan su esfuerzo y su sudor, y aprenden a valorar aquello que verdaderamente merece la pena. Eso es lo que en este blog llamamos emprendimiento social.
WEB de Casa Canedo    
Seguir en Facebook
Enlaces opiniones Casa Canedo: