Con perdón de la generalización, ¿alguna vez el lector o lectora han reflexionado sobre lo completamente inútiles y desvalidos que somos en tecnologías punta? Punta o simples tecnologías: un alto porcentaje de usuarios de TV, si el «mando de la distancia» hace plof, seríamos incapaces de ver la tele y/o cambiar de canal. Algunos acudirían al técnico con una crisis de ansiedad. ¿Y si es el móvil el difunto? Colapsa el servicio de urgencias. A la drogodependencia de muchos usuari@s, se suma una absoluta y alienante dependencia tecnológica.
Por ello empieza a ser una necesidad, más que social, vital, ponerse en manos de un experto de confianza. El creador de Remob.es, Pablo Rodríguez lo es: es experto en telefonía y dirige una pequeña empresa que genera confianza entre sus clientes. Requisito fundamental para convencer a alguien de que abandone el territorio de las maiors (de Apple a Samsung, pasando por todas las demás) y se ponga en manos de los chinos. Eso es lo que hace Remob, tienda única en su especialidad (radicada en El Bierzo, pero de ámbito mundial puesto que funciona on line), dedicada a la venta de smartphones,chinos con almacén propio y servicio técnico en España.
Pablo Rodríguez es especialista en Informática de gestión, en composición, diseño y edición gráfica, y en reparación de telefonía móvil, y anteriormente a su apuesta por Remob ha trabajado durante más de quince años en empresas como Hispana Electrónica Castellana y Proyectos, Sistemas y Peritaciones.
Con esta formación y experiencia, Pablo se propuso ocupar su lugar en un mercado que no ha dejado de crecer en los últimos años, el de los móviles inteligentes o smartphones. Esos que, si se estropean, nos dejan plantados y en estado de ansiedad…
El plan empresarial de Remob es la relación directa con el cliente, la generación de confianza y la calidad e inmediatez del servicio. Para ello Remob contacta directamente con la marca que fabrica el smartphone (por ejemplo, Elephone, Oukitel o Leagoo) y realiza compra de dispositivos, que pasan aduanas y se almacenan en stock. Una vez recibidos los revisan y ponen a la venta. “La mayor diferencia respecto a otras marcas –explica Pablo– es la inmediatez de la entrega del dispositivo, ya que al tenerlo en stock no hacemos dropshippingcomo la mayoría de tiendas on line, sino que el envío y recepción del móvil desde que el cliente lo paga es de 24/48 horas. Y con todos los servicios técnicos, atención telefónica, mails, consultas, etc. en español”.
El sistema de dropshipping(venta triangular: el cliente pide al comercio minorista, este tramita el pedido al mayorista y el mayorista lo sirve directamente al cliente), hace que el cliente tenga que esperar con frecuencia un mes en recibir su mercancía. Remob resuelve este cuello de botella con stock propio, sin merma de la garantía y el servicio técnico. No es un modelo de empresa que podamos considerar de emprendimiento social puro, pero al incluirlo en Bierzo Innova y Emprende queremos subrayar cómo [“Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”] desde un negocio local modesto se puede pensar globalmente, comprender y resolver el problema con parámetros de globalidad (de China a Villalibre sin intermediarios). Para no perecer en el magma de la globalización, necesitamos anclajes en el mundo local: acompasar lo local a lo global, reinventando lo «glocal». Eso es lo que está haciendo Pablo Rodríguez en Ponferrada desde Remob, con un alto grado de rendimiento y satisfacción: la fusión tecnológica y virtual entre el botillo y los rollitos de primavera.
Links: