Si te gusta, comparte:

Exposición Un romántico en la construcción de Europa (15).

Con el siglo XIX, Europa asiste al despertar de la revolución industrial. Desde 1789 se celebran en Francia las «expositions des produits de l’industrie française» y pronto nacerán las exposiciones universales: la primera en Londres, en 1851, Great Exhibition of the Works of Industry of all Nations, a la que siguen las de Barcelona y París.

Cuando Gil llega a la capital francesa en 1844, le aguarda la novena exposición nacional de la industria que nuestro diplomático visita “muy a mi sabor durante todo el mes de junio”.

Los Campos Elíseos le ofrecen un notable programa de actos culturales, el Grand Festival de l´industrie, en cuyo marco el compositor Berlioz dirige un histórico concierto en el Palais de L´Exposition.

¿Qué novedades de tanto valor observa y anota Gil en París? Según el catálogo de Halphen, a la muestra concurren 3963 expositores: seda, muebles, muebles de hierro, billares, orfebrería, máquinas, instrumentos de agricultura, bombas, metales, relojería, chales y tejidos de lana rústica, ropas de damasco, tapices, muselinas, productos químicos, cerámicas, porcelanas, gres, gafas, objetos de vidrio y  cristal, de iluminación, lámparas, instrumentos de precisión, pieles curtidas y guarnicionería, carrocería, armas, cuchillería e instrumentos quirúrgicos, instrumentos musicales, papel pintado, alimentos, anatomía artificial, geografía, planos y mapas en relieve.

[En portada, construcción de la exposición en los Campos Elíseos, 1844].