Si te gusta, comparte:

 

 

INICIATIVAS DE EMPRENDIMIENTO SOCIAL
El chiste es fácil, pero los promotores de este proyecto de película tienen nombre de película: Telmo y Luisa. Dos jóvenes afincados en Cacabelos, que se han propuesto crear la primera ecogranja escuela en El Bierzo y su entorno amplio. La ecogranja «El Toleiro» de momento es un proyecto –sin duda necesario– que responde a las demandas de ocio y educación medioambiental, ganadera y agraria en la comarca y provincias cercanas.
La ecogranja toma el nombre de la finca donde estará ubicada, en Villafranca, en una zona privilegiada en El Bierzo, mimada por la naturaleza y el clima. El Toleiro es la finca de la prestigiosa bodega fundada por Francisco Pérez Caramés, un referente en El Bierzo en vinos, como el mítico Casar de Valdaiga; en senderismo y en conocimiento y amor a su tierra. Además, El Toleiro es una de las primeras fincas ecológicas de Castilla y León, libre de transgénicos, desde hace veinte años.
La idea de Telmo y Luisa es compartir la finca El Toleiro, con amplios viñedos, habilitando espacios para huerta, cuadras de animales domésticos y zonas de recreo, y realizar allí talleres de labores agrarias y ganaderas, de ocio y tiempo libre. Todo ello con una clara dimensión social: de forma ecológica, comprometiéndose con el medio ambiente. Si hablamos de educación, que desde sus raíces el planteamiento sea sanamente ecológico es la primera piedra en la concienciación ambiental de nuestros menores.
Telmo y Luisa quieren crear un espacio donde los chavales y chavalas del Bierzo entren en contacto directo con la vida rural ganadera y agrícola y puedan experimentar con labores ecológicas.
Telmo Asenjo Fernández y Luisa García Montañatienen ya su ecogranja en la cabeza y diseñada sobre el papel minuciosamente; tienen cada detalle pensado y las ideas claras, el talento y la constancia, y son dos profesionales con formación y experiencia en el sector. Necesitan apoyo financiero y la ayuda de los fondos Miner para que su sueño de película se haga realidad y El Bierzo tenga cuanto antes una ecogranja que siembre conciencia y vida saludable entre nuestros escolares y sea, también, un nuevo reclamo y atractivo turístico en la comarca.