Si te gusta, comparte:

Hace algunas semanas, un internauta lanzó este reto en Twitter:
-¿Hay en El Bierzo alguna empresa capaz de servir tres kilos de cerezas del Bierzo en 48 horas en Berlín?
Era un lunes por la mañana. El emprendedor Alberto Tascón recogió el guante y antes de 48 horas, una espléndida caja de cerezas estaba sobre la mesa del Embajador de España en Berlín para festejar con productos bercianos el Homenaje al escritor romántico Enrique Gil y Carrasco.

Esta es solo una pequeña anécdota de la filosofía de la empresa Cerezas del Bierzo, creada hace tres años por el joven empresario Alberto Tascón Ruiz, con sede en Ponferrada, como una iniciativa para poner en valor en el mercado los productos agrícolas de la comarca, de calidad. El sello o marchamo de calidad es un referente de la marca Cerezas del Bierzo, una enseña que antepone pensando en un cliente que demanda justamente productos de alta calidad: fruta fresca, embutidos, carnes, vinos, conservas, setas… productos del Bierzo de calidad, del productor a la mesa en un click, 24 horas al día, 365 días al año.

Un ejemplo: poder comprar on line carne de ternera fresca del valle de Fornela es un gozo (no un lujo asiático carísimo, no es ese el concepto; al contrario: hablamos de cercanía, proximidad y trato directo). La web de Cerezas del Bierzo lo presenta así:

Carne fresca de la comarca de El Bierzo

Ya puedes comprar online la mejor carne de el Bierzo y los Ancares, ganado cuidado en pastos naturales y al aire libre en el Valle de Fornela. Con todo el sabor. La carne llega desde la montaña berciana a la sala de despiece en Ponferrada y ahí se envasa al vacío para que te la enviemos en caja isotérmica mediante envío refrigerado a tu casa o restaurante. Lo recibirás en 24 horas desde que hagas el pedido, eso si, la carne pasa menos de 24 horas en el viaje y siempre en frío.

Cerezas del Bierzo -que sí es una empresa nativa digital y tiene un interesante blog propio– se convierte en escaparate, en Internet, de muchas microempresas que no tienen la capacidad o los recursos para hacer por sí mismas esta tarea, facilitándoles el proceso de venta. El trabajo de Cerezas del Bierzo nace de una conciencia de emprendimiento social claro: suprime intermediarios y distribuidores (que encarecen el proceso de venta), aplica un precio justo en la compra, pagando además a sus proveedores agrícolas al contado (lo que elimina la intermediación bancaria, otro coste evitado; por no hablar de los grandes intermediadores y sus políticas de pago a proveedores a 120… o a capricho de la gran superficie).

Cerezas del Bierzo escoge un modelo de negocio responsable: es el único eslabón entre el productor y el consumidor final, con todas las ventajas: no hay almacenamiento de productos en cámara de frío (sabemos del destrozo de frutas, verduras y otros productos frescos sometidos a la tiranía de las cámaras de frío industrial); ofrece al agricultor o productor la logística de recogida, envase y envío del producto, abona las compras al contado y garantiza la entrega de un producto recién cosechado, fresco, con garantía de origen y de calidad desde el minuto cero.

Los clientes de Cerezas del Bierzo son consumidores que valoran esta responsabilidad social que les brinda la posiblidad de ser ellos casi clientes directos del campesino, que valoran los sabores tradicionales y entienden -dice Tascón- “que los tomates pueden ser feos y de forma y tamaño irregular, pero sabrosos, a diferencia de los clónicos, que son todos iguales en color, forma y tamaño, muy bonitos, pero insípidos”.
“Nuestros clientes saben distinguir un embutido de fábrica standard de un embutido tradicional, artesano, casero”.

Con estas premisas y una clara conciencia de emprendimiento social, Cerezas del Bierzo ha abierto un camino que tiene ya clientes en toda España y en Europa, con un nombre inequívoco (un acierto de marketing) y una web muy bien posicionada. El trato personalizado y la entrega y la calidad humana de Alberto Tascón hacen todo lo demás.

Más información en:
Cerezas del Bierzo