Si te gusta, comparte:

Exposición Un romántico en la construcción de Europa (4)

El siglo XIX conoce en Europa más días de guerra que de paz. En la vida de Enrique Gil hay un telón de fondo de disparos y batallas, levantamientos militares o fusilamientos.

Gil nace en un país devastado por la Guerra de la Independencia y entregado al Absolutismo. Fernando VII accede al trono en 1814 y su primer acto es restaurar la Inquisición, abolida por Napoleón, y perseguir la masonería; luego, gobierna despóticamente durante veinte años, con excepción del Trienio Liberal, de modo que Enrique nace, crece y se forma en un régimen autoritario, bien distinto de los vientos que soplaban en Europa tras el Congreso de Viena.

En estos años España pierde sus colonias americanas y pierde el tren de la historia, enredado el Rey en problemas conyugales y sucesorios, que provocarán las tres guerras carlistas. Tras su muerte accede al trono Isabel II: el día de su coronación, en noviembre de 1843, Gil tiene 28 años y es un periodista de prestigio, a punto de emprender su último viaje.

Isabel II niña

Fernando VII, el rey felón [óleo de Vicente López].