[PRESENTACIÓN DOMINGO 24 DE JUNIO, 12H, SALA RÍO SELMO DE PONFERRADA, CON YOLANDA ORDÁS, AMANCIO PRADA, JUAN CARLOS MESTRE, DEMETRIO MADRID, CRISTÓBAL GABARRÓN, LUIS TUDANCA Y SOLERA BERCIANA. ENTRADA LIBRE HASTA COMPLETAR AFORO].
—“Quienes creían conocer a Pepe, descubrirán un pensador reflexivo, un crítico agudo, un naturalista convencido y un poeta espléndido”.

ENTREVISTA EN ONDA BIERZO:

 

 

 

El obispo Marcelo Macías, Bertrand Arístide o Ignacio Ellacuría; Felipe González, Laurent Fabius, Antonio Gamoneda y Felisa Rodríguez; Paco Beltrán, Pepe Alonso o los hermanos López Gavela… pero también Antonia la Rastroja, Avelino Cachelo, la señora Balbina, el sacristán de Viariz, Ramiro el pastor… y siempre Teresina. El abogado, profesor y político Pepe Álvarez de Paz pone nombres a casi trescientas personas en su libro “Nombres propios”, que el próximo domingo 24 se presentará en Ponferrada.

El libro es una coedición de Paradiso_Gutenberg y la Fundación Pablo Iglesias, al cuidado editorial de Valentín Carrera e ilustrado con láminas inéditas del artista internacional Cristóbal Gabarrón. La presentación tendrá lugar el 24 de junio, día de San Juan, a las doce horas, en la sala Río Selmo de Ponferrada, en un acto conducido por la popular periodista Yolanda Ordás, que contará con la voz y la música de Amancio Prada y Juan Carlos Mestre, y las intervenciones de Demetrio Madrid, Cristóbal Gabarrón y Luis Tudanca, secretario general del PSOE en Castilla y León, con broche final a cargo de la coral Solera Berciana.

 “Nombres propios” —afirman los editores— no es un ensayo ni un libro de memorias: es un caleidoscopio coral donde el autor da voz a decenas de personas que han pasado por su vida, y de las que Álvarez de Paz ha sabido aprehender lo mejor. Vecinos, amigos y amigas, parientes, profesores o compañeros de escaño en los parlamentos de Madrid o Estrasburgo, personajes a veces casi anónimos, amarilleados por el paso del tiempo, a quienes Pepe rescata del olvido y pone nombre propio, con la mirada cercana, la mano tendida y el corazón abierto”.

“Este libro singular y distinto no defrauda: quienes creían conocer a Pepe, descubrirán un pensador reflexivo, un crítico agudo, un naturalista convencido y un poeta espléndido, irónico y con gran sentido del humor y del amor, con sonetos sorprendentes. Nombres propios es un relato oral cargado de afecto y humanidad. El afecto y la humanidad —y un permanente compromiso político con el socialismo y la igualdad— de Pepe Álvarez de Paz; es el regalo generoso y lúcido de quien camina por la vida argado de sabiduría y ligero de equipaje”.

Noceda en el ADN
Nacido en Noceda del Bierzo en 1935, Pepe Álvarez de Paz es un optimista irremediable de ojos chispeantes llenos de vida y alegría, que atesora una biografía querida y respetada por propios y extraños.

El libro, estructurado en diez capítulos, sigue el hilo conductor de décadas de vida y militancia: desde los sabrosos recuerdos de su infancia en  Noceda y el paso por el Seminario de Astorga, hasta la clandestinidad antifranquista, cuando Álvarez de Paz fue uno de los curas de la Transición que contribuyeron a la llegada de la Democracia.

Los capítulos siguientes hilvanan el relato de su vida política como destacado militante socialista; en 1979 fue elegido diputado por el PSOE en el Congreso, acta que renovó en las apasionantes legislaturas de 1982 y 1986. Poco después fue elegido eurodiputado en el Parlamento Europeo, donde su labor se centró en la cooperación internacional, impulsando la creación de la asamblea entre el Parlamento Europeo y la Asociación de Países de África, del Caribe y del Pacífico. Álvarez de Paz concluyó su etapa institucional como gobernador civil de Pontevedra.

Por las trescientas páginas de “Nombres propios” desfilan también sus vivencias como abogado laboralista, como profesor de Derecho y Economía en la UNED y en la Universidad de León; o como colaborador habitual de la prensa leonesa, y siempre como militante progresista —que continúa en activo—, comprometido con la ecología y la vida sana, con la política local o con los grandes retos de nuestro tiempo.